Google+

- Novedad I.V.A. – Ley 7/2012 – Certificaciones de obra – Inversión del sujeto pasivo - Blog - ALCA asesoría

Vaya al Contenido

Menu Principal:

- Novedad I.V.A. – Ley 7/2012 – Certificaciones de obra – Inversión del sujeto pasivo

Publicado por alca asesoria en Tributario · 22/11/2012 10:36:00
Tags: IVAObra

El día 31 de octubre de 2012 entró en vigor la Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude.
Entre las novedades introducidas por esta ley está la modificación del artículo 84.2 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, de I.V.A., en el que se añade una letra f).


Como consecuencia de dicha modificación se establece la inversión del sujeto pasivo
“cuando se trate de ejecuciones de obra, con o sin aportación de materiales, así como las cesiones de personal para su realización, consecuencia de contratos directamente formalizados entre el promotor y el contratista que tengan por objeto la urbanización de terrenos o la construcción o rehabilitación de edificaciones.

Lo establecido en el párrafo anterior será también de aplicación cuando los destinatarios de las operaciones sean a su vez el contratista principal u otros subcontratistas en las condiciones señaladas.”

Esto quiere decir que los empresarios que realicen ejecuciones de obras para promotores u otros contratistas no cobrarán el I.V.A. sino que será el promotor o el contratista en su caso quienes ingresarán directamente el importe correspondiente a ese I.V.A. en la Hacienda Pública.

En consecuencia, para aquellos empresarios individuales que estén acogidos al régimen simplificado del I.V.A., y que realicen este tipo de trabajos, no les resultará ya tan interesante dicho régimen, puesto que la cifra que por el I.V.A. deben ingresar en la Hacienda Pública será la misma independientemente de que sus operaciones estén sujetas a la inversión del sujeto pasivo y no cobren el I.V.A. devengado con la prestación de sus servicios.

Del mismo modo, quienes realicen ejecuciones de obra a promotores o contratistas y liquiden el I.V.A. según el régimen general, sean empresarios individuales o personas jurídicas, estarán sometidos a la inversión del sujeto pasivo del I.V.A., por lo que tampoco podrán repercutir dicho impuesto en sus certificaciones de obra, pero si podrán deducir el I.V.A. soportado, que en caso de querer recuperarlo deberá solicitarse en el momento oportuno la correspondiente devolución. Siendo esto así, se consigue evitar el esfuerzo financiero que suponía el ingreso del I.V.A. de aquellas certificaciones que al tiempo de la presentación de la autoliquidación no se hubiesen cobrado.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal